Una explicación de nuestro pensamiento continuación

 

Dentro de este mismo ámbito, detecto que lo primero que se creó para pensar mejor fue el lenguaje. Eso es claro, mediante él enfocamos y ‘repetimos’ mejor nuestras ideas y conceptos. Una catapulta del pensamiento animal.

Luego, intercambiamos culturalmente la habladuría por el ojo. Nos adentramos de lleno en los  símbolos, esto es inicialmente (según textos historicos) la escritura cuneiforme. No es central comprenderse estoy conceptos, pero se dice que fue una invención no espontánea. Muchos de los escritores dicen que cambiar el habla por el ojo fue, no una decisión sino una evolución, y más que nada, un fuerte del humano. Todo empezó con la necesidad imperiosa de recrear planes (y transmitirlos) para cazar ciertos animales, luego esto, fue extendido a ritos y finalmente, a conceptos… de ahí el lógico nacimiento de símbolos. Hacer permanente la memoria. Por supuesto, lo no-natural fue que ellos llegaran a ser en efecto representantes de ideas lógicas y coherentes. El tema filosófico no me interesa. Lo interesante fue que, la gente se avocara, el humano, a ser más humano reinvocando ciertos símbolos, y recrearlos en un alfabeto común (sea el que sea).

Fue una invención que se desarrolló en diferentes fases según la cultura con la que se informe, la China por ejemplo, al ser más indígena que todas las otras (más “europeas”) se desarrolló antes y con símbolos más “efectistas” pero menos asequibles… en fin, existieron muchas culturas que hicieron que se atasque la escritura y el cambio del uso de la memoria, muy similar a lo que trae el internet ahora.

Aquí es donde me quiero detener mis lectores: la escritura no es una herramienta. O más bien sí los es, pero no en el sentido abstracto de la palabra. Es una herramienta, porque provee una forma de guardar en otra memoria, en delegar conocimiento en ‘papel’ y a desligarse del conocimiento transmitido por generaciones para poder abrir la mente a <<otras cosas>>, y no es una herramienta porque al igual que el lenguaje, la escritura es una forma de abstracción, la abstracción no es una herramienta sólida y está más bien, para poder reincurrir en lo memorizado en ‘papel’, en símbolos, formas distintas de comprender y sentir.

La escritura no es una pala. No es una picota. No es algo sólido, no es; la escritura es una herramienta blanda, complementaria por lo demás, incomprendida al igual que la cultura en sí, que visto por un práctico sólo se compra por las posibilidades. Al igual que la revolución que propone el internet.

Internet no es tangible, y sin embargo se aplica cotidianamente tanto como el lenguaje común o la escritura en sí. Recordar: que en un inicio murales de la antigua Roma fueron plagados por mensajes cortos, ilegibles algunos, otros declaraciones de amor (garabatos “en sí”) que sólo servían por diversión. Un escupo al suelo. Pero sin embargo <<estaba ahí>>, se usaba <<ahí>>, existía declaradamente con uso plenamente para la diversión ¡nadie se fija que existe la escritura como gran beneficio para mantener placas con leyes en las oficinas de abogados! Un fenómeno similar es con la internet: la internet se ha llenado de beneficio sobre la diversión, a veces casi exclusivamente. Es de un uso genérico, la escritura, y el lenguaje, la escritura sirve “para todo”, son esos inventos prácticos que n el hombre común mismo se da cuenta que los ocupa cuando los ocupa.

Podría decirse, y es casi enmarcable esta concepción, que la escritura es a la imprenta, como la imprenta lo ha sido al internet. Pues el conocimiento del internet <<queda ahí>> no como un rumor que se expande. Incluso, para los más abstractos, (y quienes no lo son pueden saltarse este párrafo), EL LENGUAJE es a la escritura como la escritura es a la IMPRENTA, como una forma de difusión, de expansión de posibilidades y de democratización (de la información, de <<lo dicho>>), o bien, el impacto que tuvo la imprenta en el siglo 15 fue el mismo que el que tuvo el internet el siglo pasado (20), o bien, la forma de conocernos y comunicarnos se expandió y democratizó tanto como con la imprenta y su letra, como con la internet: letra+imágenes+rutinas de código (esto lo comprenderán los más “abstractos” pues es de la disciplina informática). En fin, lo que pretendo decir es que, al ser una herramienta abstracta el HTML da posibilidades proporcionales y racionalmente iguales a las que dio por impacto la imprenta en su tiempo, en especial con documentos tan queridos como la Biblia (con la imprenta), u hoy en día con películas excepcionales o secretos de estado (Snowden o “La última tentación de Cristo”). Y obviamente no es menor agregar que se trata, finalmente de una herramienta abstracta con un fin concreto: tareas escolares más rápidas y fáciles, fuentes recoleccionables, rescates del olvido, búsqueda instantánea de la información no-clasificada, diversión instantánea, comunicación con parentela…

Es por eso, que no por demasiando abigarrado quiero destacar que la internet ha contribuido a lo “multimedio”; recordar que la secuencia cultural de aparición de inventos comunicativos fueron la escritura primero, luego: artes, cine, libros (como el post script), imprenta, televisión o radio, magazine, textos técnicos y finalmente apareció el internet, Todos los conceptos nombrados anteriormente han sido cobijados por la internet de forma sublime: ninguno se ha quedado fuera por limitaciones; la internet resulta ser una especie de Mega-imprenta de todo medio posible de comunicar dado por el hombre; y es por eso que abarca tanto, es la INCLUSIVIDAD. El nihilismo ha contribuido en demasía en generarlos. Recordar que poco tiempo después de los progresos físicos de la II Guerra Mundial se empezó a inventar la televisión y otros medios, en respuesta al cine (que se fue “a baja”) y por la radio… fue una respuesta a la necesidad de estar más comunicado. Los nihilistas han aprendido que en esta “lucha contra el absurdo” o “beneficio del” puede conseguir cosas explosivas al “perder el miedo” a los inventos complejos: sofisticación. Pero a la vez y aunque suene complejo, los nihilistas que no saben que lo son se desligaron más fácilmente de Dios por haber entendido que esta pérdida de los miedos a crear los acerca a la racionalidad y desaparece Dios. Razón = todo. Es decir, el mismo nihilismo creó los avances, pero los avances encarbonaron cada vez más al nihilismo. Hasta llegar a un punto en que la guerra contra ese mismo hizo posible al Internet: el mayor avance de la humanidad hasta la fecha que nace en oposición al nihilismo: la democratización (de la información), la muerte de las peleas, la mayor comunicatividad. Pero en la práctica, ha contribuido aún más a la pérdida de interés y al <<no-estar-ahí>>.

La internet ha hecho que “nosotros mismos” seamos cada vez más irrelevantes, y que algo complejo no tenga desafío el ser encontrado/conseguido. Ya somos jefes, ya hemos ascendido sin nisiquiera quererlo

Advertisements
Standard

One thought on “

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s