Capítulo 3

“El pájaro desplegado del tiempo, levantó vuelo una vez más. Se diluyó en el cielo azul, como una gota de tinta, en la corriente cósmica. Quedó entre las hojas, el áspero batir, de su cruel canto salvaje. Sabemos que es inútil tratar de recordar. Todas aquellas personas que transitarion. Los hechos cotidianos comunes, esta senda de liebres y pájaros. Es vano tratar de apresar, aquellas aves esquivas echadas a volar[…]”. En la Gaya Ciencia Nietsche ya había olfateado que resultaba muy vano engañar a los demás (muy típico), sin embargo engañarse a uno resultaba ser lo más común, mediante la alegoría y metáfora del vuelo del pájaro que no era más que, un pájaro salvaje. La interpretación no va más allá de revisar el comportamiento del hombre como hombre cuando le es posible cambiar sus prioridades a costa de su flexibilidad de pensamiento. Si esto es lo primero que reluce en el pensamiento moderno del hombre ¿qué más queda si no está comprometido con alguna filosofía o modo de ver? Pues me es prioritario decir que <<algo>> existe. Es sabido que en física “el lenguaje de la naturaleza”, hay ciertas distorsiones, en lenguaje directo relatividad e indecidibilidad lógica, que oponen cierto velo a los instrumentos de medición que se emplean allá. ¿Por qué digo esto? ¿Qué tiene que ver con todo lo demás? Que existe también en filosofía un velo declarado hacia <<lo que desea el hombre>> o a <<lo que va el hombre>> y no creo que nos sea imposible ver a través de él cierta verdad, pese a que existe indecidibilidad en detalles específicos o relatividad en los conceptos (subjetividad, versiones).

La cosa simple es que, pese a sus conceptos, el hombre está plagado de sentido, pero verlo u observarlo no es tarea fácil. A veces nos enredamos en nuestras subjetividades. En otros tiempos no existía nadie que nos ayudara ni en nuestros problemas de existencia ni a ordenar la información ya sea útil o sea complementaria. Todo era un desbarajuste. Hoy en día, pese a los adelantos, incluso ahora resulta difícil todo esto… por lo demás, yo no hubiese hecho el esfuerzo de pensarme a mí mismo, si no fuese por alguno que otro problema interior que me aquejaba. Y sin embargo, el hombre piensa, y no precisamente en absolutos.

No es antojadizo expresar que, entre otras cosas el hombre se mueve en un eje de desconocimiento o ignorancia. Eje que frecuentemente usamos a través de la memoria. Hechos, fechas, conocimientos envueltos, historia. Todo es un <<arma>> útil a la hora de trabajar en “ello” y sin embargo, muchas veces acudimos al “pensamiento propio” para salir de “aprietos”. Lo coloquial es rebajado en pos de, elevar nuestra moral con conceptos y frases hechas, útiles y “envasadas”. La crítica a la sociedad no me interesa y no es importante aquí… lo importante es que lo que dejó de ser importante por haberse enchufado al pensamiento nativo ingenioso, siendo o no refinado, ha sido desplazado por dos conceptos no muy bien entendidos: les llamo lo social y lo jerárquico.

Y quizás el responsable de todo esto no tiene ni siquiera la culpa, sino todo lo contrario, debiera sentirse orgulloso por haber cambiado la historia… puesto que, facilita la vida hacia puentes defragmentados del conocimiento humano. No nos es posible acceder a un destino trascendental mediante nuestra definición de nosotros mismos, pero sí resulta que hay un puente que nos permite comprendernos a nosotros mismos, a cabalidad.

Advertisements
Standard

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s