Nota previa : la filosofía no tiene como meta advertir al hombre de sus acciones (para eso acudir directamente a ‘ética y moral’, la cual, sólo los caracteriza) y procederes. La filosofía es una gimnasia cerebral para futuros momentos en que se necesite aplicar inteligencia y felicidad, sin un fin teórico, y menos práctico, pasando más por el corazón que por la inteligencia. O visto de otra forma, el fin de la filosofía es sumergirse en la cabeza del filósofo con profundidad, o, poder introducirse en la forma de pensar del filósofo y reproducir su pensamiento a voluntad. Muchas veces la filosofía se quedará relegada al plano del mero detalle a detalle que ésta introduce, mas no nos relegará al plano general, pues, el detalle “enseña a pensar”.

Quiebres

En colectividades se dan frecuentemente los quiebres entre ellas. Esto es por falta de capacidades de organización o, francamente malos dotes de sociabilidad entre los integrantes. Cuando una sociedad quiebra con un grupo de ella, normalmente empieza la competencia más que la ignorancia entre las dos, y una puede influenciar a miembros de la otra para que sean desmedidas las capacidades de sus integrantes… lo que genera cataclismos. Por esta razón en países muy bajamente desarrollados las empresas tienden a reducir en lo más posible su personal haciendo de los individuos en sí, unos seres individuales que no se saben interactuar con los otros, no saben “pedir”. Es decir, para juntar necesitan hacer que sus integrantes sean islas en sí, pero el conjunto junto sería el país. Esto resulta bastante inefectivo puesto que trabajar juntos requiere mucho de “saber lo que piensa el otro” y “empatizarlo”… en una palabra requiere revolver ideas entre miembro y miembro.

Por lo general las sociedades basadas en el sistema disjunto fracasan y generan quiebres frecuentes… normalmente el líder del grupo resulta ser quien junta lo quebrado… a veces con buenos resultados, a veces con malos.

De cualquier forma, una sociedad nunca tiene por objetivo <<en sí>> evitar quiebres porque <<juntos>> sólo deben generar el objetivo autoimpuesto, como se explicó en el apartado de Racionalidad.

Puntos de vista movibles

Y lo que más se repite en la conducta del hombre en masa es, mover o flexibilizar los puntos de vista o los parámetros que al hombre lo hacen feliz con el fin de obtener o mayores beneficios o mejores beneficios <<propios>>. Esto consiste en pequeñas traiciones al pensamiento sistematizado cuando la sistematización de pensamiento es general, lo que a veces puede parecer un tanto nefasto o “poco comprometido”. El hombre en masa no hace cosas como filosofía, el hombre en masa cumple beneficios <<técnicos>>, y como tal, trata de resolver (aunque no elegantemente) de la manera más directa sus reclamos y necesidades; no es un momento o instancia para dar vueltas y vueltas (pensar, divagar) las <<cosas>> sino más bien llegar a una solución directa, y muchas veces, la solución directa consiste en traicionar los principios del <<partido>>.

Al interior de las decisiones humanísticas siempre están las decisiones políticas. La flexibilidad tiene que ver con esa visión política de esta filosofía. A medida que va saliéndose de sí mismo el hombre se aleja de sus principios y debe acostumbrarse a una moral flexible en su trabajo diario a diario… lo que no lo hace peor persona pero sí debe acostumbrarse a ser diplomático, y su felicidad (tal como se describió anteriormente, basada en el savoir vivre) cambia turbulentamente. Se dice cuando se opera así que no existen amigos. Es una instancia en que las luchas y las cofradías son constantes e incesantes. Es un poco <<el absorbente de la función racional>>. Obviamente, se puede ver también los parámetros movibles propios como un <<arma>> más a ocupar.

Pero también se debe considerar que el hombre puede cambiar sus parámetros de visión en cualquier momento. ¿Pero cuándo los cambia? Cuando su felicidad básica peligra ante el camino que está siguiendo. El hombre se dedica a cambiarla según el miedo que otros le hayan infundido y en la medida que su función moral no sea consistente o importante en lo que le pasará a futuro. Esa es la filosofía de humanidades en masa cuando los parámetros propios son movibles.

Advertisements
Aside

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s